Mi blog

El que tiene un porqué encuentra el cómo.

martes, 4 de octubre de 2016

Ficción, señores, ficción.


los ultimos dias de adelaida garcia morales-elvira navarro-9788439732037

Reseña de Los últimos días de Adelaida García Morales de Elvira Navarro. Una recomendación de Mercedes Suero

Editorial: Literatura Random House

Mis lecturas de Elvira Navarro nunca podrán considerarse imparciales, reconozco que desde que leí La trabajadora hubo un impulso químico, cual flechazo de Cupido, que me unió a su forma de transmitir, que hizo que el ver una nueva portada con su nombre (y parte de su cara) despertara todas mis ilusiones por volver a sentir lo que con pocos escritores contemporáneos consigo: un total estado de ensimismamiento y admiración entre páginas especiales. La onubense vuelve con Los últimos días de Adelaida García Morales y a pesar de este título, que podemos asociar a una crónica real, la novela es pura ficción y se deja claro. Lo que sí tiene parte de verdad es la anécdota que desencadena las diferentes elucubraciones que la autora hace sobre esos momentos y cómo afectó a las personas con las que tuvo el último contacto.

La realidad es que Adelaida García Morales fue una escritora que alcanzó un gran éxito literario gracias a la película que su entonces marido hizo de un relato suyo: El Sur. El cual se publicó posteriormente. Ganó el Premio Herralde en 1985 con El silencio de las sirenas, digamos que tuvo su momento de reconocimiento merecido y siguió publicando en las siguientes décadas con un creciente camino hacia el anonimato. Falleció el 22 de septiembre de 2014 con poca repercusión mediática a pesar de haber sido en algún momento incluso lectura obligatoria en los centros educativos. Murió en el olvido literario y una anécdota de sus últimos días desencadena una mirada muy personal de Elvira Navarro sobre lo que, por qué no, pudo ser.

Una realizadora de un documental con testigos cercanos a la escritora desaparecida y su psiquiatra. Por otro lado, una concejala de cultura con mala conciencia ante la deshumanización de lo que debería ser la protección pública. En torno a estas dos circunstancias se rodea la vida ficcionada de García Morales y los protagonistas encargados de poner en claro quién fue, cómo vivió y cómo acabó. Como broche final y sin añadir nada a la trama se añaden datos informativos reales sobre el momento de su muerte y unos mail que dan la pista al origen de todo, a la chispa del porqué de Los últimos días de Adelaida García Morales. A partir de entonces, Navarro ficciona el final de una vida con más oscuros que claros, con problemas psiquiátricos y un abandono personal y cultural. No dejan de ser especulaciones, pero la crítica social una vez más es la gran protagonista de la novela desde el individualismo de sus personajes. Ésta es sin duda la firma especial de Navarro. Sin perder el tono tranquilo y comprometido nos revuelve por dentro para darnos de bruces con la actualidad más desoladora, casi con la falta de esperanza.

Ya la portada dice mucho de lo que encontraréis leyendo esta novela, la mirada de soslayo en una prudente distancia de la autora hacia la desaparecida Adelaida en un primer plano tan expuesto como ausente. Una carga de melancolía en lo que la vida depara en su devenir inesperado e inhóspito. Tengo que decir que esta lectura (al igual que La trabajadora) deja cierto regusto de mala conciencia colectiva. Está bien ahondar en cosas que miramos de reojo y justo el hacer que el nombre de Adelaida García Morales vuelva a sonar en las letras de nuestro país, ayuda a que el mundo sea algo mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada